close

  • Ser fiel a mi Patria, la República de Polonia
  • CINE POLACO ENTRE LOS AÑOS 1989-1999

  • Una década con Oscar

    El paso entre dos decenios no constituye ningún hito particular en la historia del cine. En el transcurso de los ańos van cambiando las posibilidades técnicas, algunos jóvenes actores adquieren popularidad, jóvenes directores quieren mostrar nuevos fenómenos de una manera diferente, etc., pero son procesos continuados. Sin embargo, la transición de 1989 a 1990 es una época importante en la historia del cine polaco, ya que fue entonces cuando se derrumbó definitivamente el comunismo. Los directores y guionistas se vieron repentinamente libres de toda limitación en su trabajo, pero se enfrentaron a las dificultades propias de una economía de mercado: la competencia y la lucha por el público. Este fenómeno empezó a percibirse ya en los ańos ochenta.

    En sus últimos diez ańos de existencia, el gobierno comunista permitió practicamente una libre presentación de películas norteamericanas, proyectadas antes en cantidades mínimas. El público joven se volcó por entero en el cine norteamericano, mientras que los espectadores mayores dejaron, practicamente, de ir al cine. Es así como el cine polaco se encontró en un vacío. A comienzos de los noventa, apenas sí aparecía en algún cinematógrafo; incluso si se estrenaba una película polaca, a los pocos días debía hacerle sitio a una norteamericana. Sin embargo, se seguía haciendo películas. Los fondos para el rodaje provenían de dotaciones públicas y de la televisión, también pública. Al cabo de algunos ańos, comenzó a apoyar la producción la televisión privada Canal +, a la cual se sumaron luego las empresas distribuidoras. El gran éxito de taquilla de "A sangre y fuego", basada en la novela homónima de Henryk Sienkiewicz, abrió una nueva oportunidad de financiación de rodaje: el crédito bancario. Pero esto ocurrió en la segunda mitad de los noventa.

    La repentina explosión de libertad a comienzos de la década se reflejó en el cine de la manera menos esperada. Fue entonces cuando apareció en la pantalla toda la desesperante realidad cotidiana del comunismo. Al revocarse la ley marcial, declarada el 13 de diciembre de 1981 para acabar con el movimiento de "Solidaridad" (había durado 19 meses), las condiciones de vida eran dificilísimas y no había nada que pareciera indicar alguna esperanza de mejora. Los directores de cine más conocidos guardaban silencio. Lo aprovecharon numerosos directores jóvenes que pretendieron llenar el vacío con otras tantas películas decididamente malogradas. Este difícil período lo resumió en una sola pregunta el director de cine Wojciech Marczewski en 1991: "¿Seńores, es que estaban obligados a hacer todas estas películas?". El mismo Marczewski realizó en 1990, después de nueve ańos de silencio, la película Huida del cine "Libertad". La acción de la película tiene lugar en la época del comunismo y su protagonista es un funcionario de la censura. Es un funcionario un tanto extrańo, en el pasado fue crítico literario, de tiempo en tiempo poeta, dotado de una inteligencia voluble y bastante cínica. Un escéptico consciente de su fracaso, que busca refugio en el alcohol.

    Este colapso del cine polaco, acompańado de una convicción casi general del público de que la producción nacional no puede ofrecerles nada de interés fue superado en 1992 por la película de Władysław Pasikowski Los perros. El título no se refiere al mejor amigo del hombre, "perros" se les llamba en la época pasada a los policías del régimen. Pero la película no era una acusación contra la policía comunista. Los críticos no ocultaban su asombro, apenas tres ańos después de caer el comunismo, un joven director se permite mostrar a un policía de aquella época como un personaje de carácter, consciente de su valor y lleno de irónica inteligencia. Fue incuestionablemente una película muy bien realizazada (cinco premios en el Festival de Cine de Gdańsk), pero lo más importante es que fue una película aceptada por el público. Cezary Pazura y Bogusław Linda se convirtieron de la noche a la mańana en ídolos del público jóven, que hasta entonces sólo había reconocido como tales a actores norteamericanos. Los atractivos de la película eran evidentes. Los perros era cine de acción, la primera "imitación" del cine norteamericano, con diálogos en lenguaje corriente y un protagonista que responde al modelo preferido de los jóvenes. Hay en la película una escena que indignó a una parte del público adulto: los policías parodian una escena de la sangrienta pacificación de la huelga de Gdynia de 1970, cuando los obreros llevan en una improvisada camilla el cuerpo de su compańero muerto, la misma escena que mostró Andrzej Wajda en 1981 en la película El hombre de hierro.

    Caben muchas preguntas: ¿por qué Pasikowski se decidió a introducir esta escena?, ¿por qué los jóvenes espectadores la aceptaron?.

    La película de Pasikowski dio comienzo a un nuevo enfoque del cine, que hasta entonces le había sido totalmente extrańo a los directores polacos: la película es una mercancía que ha de dar beneficios. El cine comercial se fue afianzando con los ańos pero, felizmente, no desaparecieron del todo las obras con ambiciones artísticas.

    Uno de los cineastas con ambiciones artísticas más interesantes de los últimos ańos fue sin duda Jan Jakub Kolski. Igual que Władysław Pasikowski hizo su primera película en 1989. Pero esta fecha es lo único que comparten. Pasikowski sigue haciendo hasta hoy películas de acción, mientras que Kolski ha tomado como tema central de casi todas sus películas una visión mítica del campo, aunque el entorno material de los guiones no deja de ser realista.

    La película de Kolski Jancio Wodnik (Juanjo Acuario) (1993), estrenada poco después de "Los perros", también gustó al público, aunque el resultado de taquilla fue bastante más modesto. Entre los espectadores había muchos jóvenes, a pesar de lo poco convencional de la propuesta estética. Juanjo Acuario es una fantasmagoría fílmica sin antecedentes ni sucesores, con poca o ninguna referencia a la cinematografía de otros países.

    En los ańos siguientes Kolski continuó su ciclo campestre con Cudowne miejsce (Un lugar maravilloso) 1994, Szabla od komendanta (El sable del comandante) 1995, Grający z talerza (Jugando al plato) 1995. Su última película, Historia kina w Popielawach (La historia del cine en Popielawy) 1998, es su obra más madura. El tema de la película es, efectivamente, la historia del cine, sólo que una historia fantástica, como todas las inventadas por Kolski. Aquí nos enteramos que el cine fue inventado hace más de 100 ańos en Popielawy por el herrero del pueblo que se sirvió para ello de una noria movida por un caballo y de una vejiga de pez en la que se proyectaban los sucesivos cuadros. Pasan las épocas y las generaciones de la familia continuan apasionadas por el cine, que es para ellos un contínuo sońar con un mundo mejor, aunque deban pagar su sueńo con la ruina de su vida real. Hay en esta película referencias a la biografía de Kolski (su familia está vinculada al cine desde hace tres generaciones) a la historia de Polonia, a la evolución de las costumbres en el campo, todo ello intercalado con fantasías muy propias del autor.

    Sin embargo, el fenómeno artístico más importante en el cine polaco de los ańos noventa fueron las películas de Krzysztof Kieślowski Podwójne życie Weroniki (La doble vida de Verónica) y Niebieski (Azul), Biały (Blanco) y Czerwony (Rojo), todas bajo el título común de Tres colores. Surgieron en coproducción con Francia (la productora por parte polaca fue "Studio Tor" dirigida por Krzysztof Zanussi). Sólo en La doble vida de Verónica y en Blanco una parte de la acción se desarrolla en Polonia, pero Kieślowski continuó siendo hasta el fin de sus dias un director polaco, a pesar de que en sus últimos ańos hizo películas en otros países. Lo explicó de la siguiente manera: "Hago películas en el exterior, pero no vivo ni quiero vivir en esos países. Vivo en Polonia por la sencilla razón de que entiendo exactamente lo que sucede. Cuando oigo, por ejemplo, un altercado en la calle, no tengo que entender cada palabra para saber de qué están discutiendo porque para mí es evidente (...). Me parece que al relatar una historia hay que encontrar lo que tiene de singular y, al mismo tiempo, lo que tiene de general, lo que abarca a toda la gente. Dicho de otra forma, quiero hacer películas sobre lo que interesa a todos los seres humanos. A todos nos importa la soledad, a todos nos importa la angustia, a todos nos importa el amor, a todos no importa la falta del amor. A todos".

    La doble vida de Verónica adquiere ahora, cuando ya sabemos cómo fue la vida de Kieślowski, cómo murió, una elocuencia inquietante. Es la historia de una joven cantante, enferma del corazón que no quiere renunciar a su arte y muere durante un concierto. Al mismo tiempo, en Francia, otra Verónica, que no sabemos si es la misma o es otra, o es una encarnación de la primera, deja de cantar para vivir. En la vida del director había algo de este dilema como invertido por un misterioso Gran Ironista. El período de trabajo más intenso de Kieślowski correspondió a sus ańos en el extranjero. Dijo antes de morir: "Ya no tengo fuerza. Ahora mismo, a decir verdad, no tengo fuerza para nada". Falleció después de una intervención quirúrgica del corazón, sin haber logrado lo que había propuesto en la película, es decir dejar el cine. Decía: "?Qué voy a hacer? Voy a vivir, voy a leer, seguramente escribiré algo. Pero en mi caso ya no es tan importante saber lo que se va a hacer. Lo importante es saber lo que no se hará. Yo sé con seguridad que no voy a hacer películas".

    En Azul, la película más trágica de Krzysztof Kieślowski, la joven protagonista, esposa de un compositor, después de perder a su marido y a su hijita en un accidente de tráfico, le dice a su madre: "Ahora haré lo que quiero: nada". Después de la tragedia se muda a un barrio céntrico para confundirse con la multitud. El amor, los recuerdos, los amigos, las cosas, e incluso el arte (llega a querer destruir una composición que no ha acabado su difunto marido), todo ello no vale nada; quizá el destino del ser humano es, quién lo sabe, la nada. El himno al amor que oímos al final (con música de Zbigniew Preisner y letra tomada de la epístola de San Pablo a los corintios) tiene aquí una elocuencia muy amarga.

    Durante la última década, otros directores polacos abordaron en sus obras problemas existenciales con mayor o menor profundidad. De la manera más original lo hizo Andrzej Kondratiuk, un artista excepcional que, simplemente, ignora la comercialización del cine. En los ańos noventa hizo dos películas con su propio dinero: Wrzeciono czasu (El huso del tiempo) y Słoneczny zegar (Reloj de sol). El tema de sus películas es el mismo. Hace ańos compró una casa en el campo, al borde de un arroyo y fijó allí su residencia. Aquí hace solo sus películas, que hablan de él mismo y de su esposa (la actriz Iga Cembrzyńska). Mezcla ficción y realidad, a veces agrega a sus vecinos y huéspedes, a los animales de la casa y observa los cambios de estación a través de la cámara. Mostrando así su existencia, en realidad habla de algo muy diferente: de la enorme soledad del ser humano ante el mundo y el universo, de su miedo al fantasma del pasar.

    Dorota Kędzierzawska contribuyó al cine polaco de los últimos ańos con un talento original y una aguda percepción de la realidad. A mediados de la década su película Wrony (Las cornejas) resultó un acontecimiento artístico, yendo en contra de todo lo que parecía suceder entonces en el cine del país. Kędzierzawska relata la historia de un nińo secuestrado por una nińa de nueve ańos (el hecho es auténtico). Muestra la realidad vista por la pequeńa secuestradora. La nińa vive en el peldańo más bajo de la escala social, pero su riqueza, de la cual no es muy consciente, es todo el encanto del mundo. Los mayores atributos de la película son la actuación de los nińos y la fotografía de Artur Reinhart. Parecería que una película de este tipo pasaría desapercibida, pero no fue así, como lo demostraron el público, los críticos y los jurados de varios festivales.

    La siguiente película de Kędzierzawska, titulada Nic (Nada), realizada cuatro ańos más tarde, relata un hecho muy diferente pero también insólito. La película, cuyo argumento se basa también en un hecho auténtico, relata la historia de una joven mujer, madre de varios hijos, ignorante y desamparada, que dio muerte a su recién nacido. La mujer ocultó el embarazo ante su marido y explicaba sus visibles cambios de silueta con un pretendido cáncer. Tenía miedo de reconocer la verdad porque el marido había amenazado con abandonarla si daba a luz a otro nińo. Kędzierzawska mostró la trágica soledad de la protagonista. El título Nada es la respuesta de la mujer a la pregunta del juez de qué tiene que decir en su descargo. Las personas que no le ayudaron cuando lo necesitaba no están ahora, como ella, en el banquillo de los acusados, sino que actúan como testigos.

    Una novedad en el cine polaco son las incursiones de conocidos actores en el campo de la dirección. El primero de ellos fue Jerzy Sthur actor conocido y muy apreciado que colaboró durante ańos con Krzysztof Kieślowski. Ha hecho hasta ahora, como director, tres películas: Spis cudzołożnic (Catálogo de adúlteras), Historie miłosne (Historias de amor) y Tydzień z życia mężczyzny (Una semana de la vida de un hombre). Krystyna Janda realizó en 1995 el film Pestka (La pepita). El actor Marek Kondrat se inició en la dirección en 1999 con la muy exitosa presentación de Prawo ojca (El derecho del padre).

    En la anterior década no dejaron de trabajar los maestros del pasado: Andrzej Wajda, Krzysztof Zanussi y Andrzej Kuc. Andrzej Wajda rodó en este período cinco películas: Pierścionek z orłem w koronie ( Una sortija con un águila coronada), Nastazja (Anastasia), Wielki Tydzień (Semana Santa) y Panna Nikt (La seńorita Nadie), cerrando la década con un enorme éxito, que fue la adaptación de la epopeya nacional de Adam Mickiewicz Pan Tadeusz (Don Tadeo).

    Wajda considera hoy que el Sortija con un águila coronada fue uno de sus mayores errores. La acción de la película se desarrolla en 1945y gira en torno a la guerra y a los dilemas de lealtad y traición. La película no interesó al público y desapareció pronto de las pantallas. Anastasia fue el resultado del interés de Wajda por Fiodor Dostoyewski y el teatro japonés. En esta inusual adaptación del Idiota de Dostoyewski el doble papel de Anastasia y Myshkin fue interpretado por un actor japonés, según las reglas del teatro clásico nipón. Semana Santa habla de la tragedia de los judíos durante la II Guerra Mundial y aborda el delicado tema del antisemitismo polaco. La película es una adaptación del cuento homónimo escrito por el excelente escritor Jerzy Andrzejewski durante la guerra, poco después de la trágica insurrección del Ghetto de Varsovia. El film pasó por los cines sin despertar mayor interés y fue motivo de que Wajda se preguntara si no había perdido del todo el contacto con el público. Trató de recuperarlo llevando a la pantalla la popular novela de Tomek Tryzna La seńorita Nadie, cuya acción se desarrolla en un ambiente de adolescentes. Esta incursión en el mundo de las nińas jóvenes de hoy tampoco cumplió las esperanzas del director.

    Fue la epopeya Don Tadeo la que le devolvió a Wajda su antigua posición, superando los seis millones de espectadores. Wajda dijo hace algunos ańos en una entrevista, refiriéndose a la ley marcial de 1981: "Polonia entonces se deshizo y hasta ahora no se ha vuelto a rehacer ". La versión cinematográfica del poema de Mickiewicz constituyó uno de esos acontecimientos integradores de la nación. Don Tadeo fue escrito por Adam Mickiewicz en 1834 y contiene un maravilloso retrato de la casa hidalga polaca de comienzos del siglo XIX con todas sus lacras y virtudes y describe las esperanzas de recuperar la independencia que despertó en los polacos la gesta napoleónca. Don Tadeo de Andrzej Wajda encantó al público, Wajda supo exponer todas las verdades sobre los polacos que contiene el poema, tanto las agradables como las que no lo son, sin perder en ningún momento nada de la ironía y del buen humor del texto.

    El exito de taquilla de Don Tadeo fue similar al que un ańo antes tuvo Jerzy Hoffman con la película Ogniem i mieczem (A sangre y fuego), basada en la novela homónima de Henryk Sienkiewicz. Las otras don novelas de la trilogía son Potop (El diluvio) y Pan Wołodyjowski (El seńor Wołodyjowski). Toda esta trilogía de Sienkiewicz es una historia de acción y de amor que se desarrolla en el siglo XVII. A sangre y fuego relata las luchas de Polonia contra la sublevación de los cosacos. Durante el comunismo el tema era políticamente incorrecto, en la actualidad fue recibido por el público con entusiasmo.

    Andrzej Wajda recibió en el 2000 un Oscar por la totalidad de su obra. Vale la pena recodar que en 1994 recibieron dicha estatuilla tres colaboradores polacos de Steven Spielberg que participaron en el rodaje de Lista Schindlera

    (La lista de Schindler): Allan Starski (escenografía), Ewa Braun (decorados) y Janusz Kamiński (cámara).

    Un fenómeno interesante que merece ser destacado es la aversión del cine a someter a juicio la época comunista. La convicción que tenían algunos a fines de los ańos ochenta, de que en la Polonia libre el cine por fin podrá "mostrar" y "acusar" resusltó ser una ilusión. De las dos películas que quisieron hacerlo sólo una, Śmierć jak kromka chleba (La muerte como una rebanada de pan) de Kazimierz Kutz , fue lograda. El director, originario de Silesia y conocedor de su tierra, reconstruyó en la pantalla la mayor tragedia del período de la ley marcial, que fue la sangrienta pacificación de una de las minas de carbón silesianas. Aunque se trató de un cuadro de gran valor artístico y emocional, su paso por los cines fue breve y silencioso.

    Los ańos del comunismo se están convirtiendo en historia antigua. Los cineastas jóvenes apenas sí lo recuerdan, para los directores canosos son los ańos de la infancia. A estos ańos retornó Krzysztof Zanussi en la película Cwał (El galope). Los protagonistas son un nińo de diez ańos y su exaltada tía, ya entrada en ańos, quien no ha perdido nada de su conciencia de élite y modales presuntuosos, incluso después de veinte ańos de dominación comunista. Otros personajes importantes de la película son los caballos y, dado el amor de los polacos por el noble cuadrúpedo, éste es, quizá, el vedadero motivo del éxito de la película.

    Como era de esperar, fueron las películas comerciales las que sedujeron al público en masa. Después de Los perros vinieron Młode wilki (Jóvenes lobos) del joven director Jarosław Żamojda. Los protagonistas, los Jóvenes lobos del título, son muchachos en edad de escuela secundaria convencidos de que el único hombre inteligente es el que tiene dinero y se dedican al contrabando de automóvles robados. Fue una película abiertamente comercial, cuyas sorprendentes tesis sociológicas no son tan fáciles de refutar.

    El mundo del crimen, tema siempre atractivo, fue el tema de las dos mejores comedias del decenio Kiler (Kiler) y Kilerów dwóch (Dos Kilers) de Juliusz Machulski. El protagonista de la película, un taxista de apellido Kiler, que no tiene nada de "killer" (en inglés "asesino") se ve involucrado involuntariamente en una historia criminal por culpa de su apellido. El simpático Jurek Kiler y el actor que lo interpreta (Cezary Pazura) llegó de inmediato el favorito del público.

    A finales del decenio, se dieron a conocer algunos jóvenes directores con propuestas modestas pero prometedoras. Uno de ellos es Michał Rosa, autor de Gorący czwartek (Jueves caliente), que le valió un premio al mejor debut y ahora acaba de realizar su segunda película Farba (Pintura). Rosa es un director de cine con instinto de sociólogo y moralista. Los jóvenes de sus películas nunca serán "jóvenes lobos", aunque se permitan algún ocasional pecado. Para ser verdaderos "malhechores" les sobran ihibiciones o les faltan motivaciones.

    El cine de ensayo de Polonia centra su atención, en el hombre medio de la calle, en la gente corriente. No se ocupa de los "lobos", con máquinas de ensueńo en el garaje ni de las "ovejas" de las superpobladas chabolas. Los jóvenes directores de películas ambiciosas se acercan más en el tema y en la forma a los modelos europeos que a los americanos. Aunque se oye decir con frecuencia que el cine polaco se está convirtiendo en un sucedáneo por su deseo de imitar a Hollywood, las películas de muchos cineastas incipientes permiten esperar que esta tendencia cambiará. Habrá que ver la próxima película de Urszula Urbaniak, quien en Torowisko (Las vías) manifestó una cualidad muy positiva: comprensión y solidaridad con sus protgonistas, en este caso chicas adolescentes de un pequeńo pueblo que esperan que suceda algo interesante en sus vidas. También fue prometedora la primera película de Paweł Łoziński Kratka (La rejilla) donde va improvisando un argumento con ayuda de observaciones documentales de la vida real. Cabe esperar que tampoco desilusionará en el futuro Krzysztof Krauze que en 1991 presentó la notable obra Dług (La deuda).

    La deuda, junto a Don Tadeo fue el mayor acontecimiento cinematográfico de Polonia a comienzos del ańo 2000. Krzysztof Krauze mostró por primera vez en la pantalla el mecanismo de una nueva violencia y de una nueva forma de impotencia. Mencionó un estado que no funciona como debe, que existe para sí mismo y no cumple con muchos de los deberes que tiene con sus ciudadanos. Algo funciona mal con la justicia, la ley existe, pero no te protege y cuando buscas la justicia por tu cuenta el Estado te represiona. Algo funciona mal en una comunidad cuyo atributo más visible es el darvinismo social. Algo funciona mal con el sistema de valores, nadie parece saber cómo vivir.

    El tema de La deuda son dos jóvenes de buena familia que quieren establecer una empresa. Esperan obtener un crédito en el banco, pero éste se lo niega. Es entonces cuando aparece un viejo compańero de uno de ellos, que se les presenta como hombre de negocios, ofreciéndose a darles la garantía requerida por el banco, a cambio de una conveniente "comisión". Sin embargo, durante el encuentro siguiente, la comisión resulta ser mucho más alta. Cuando los interesados renuncian, el pretendido hombre de negocios declara que ha incurrido ya en gastos y que si no le pagan la deuda irá aumentando a razón de mil dólares diarios. Cuando le pagan obtienen al día siguiente la respuesta de que los dólares eran falsos (aunque no lo eran). Intimidados con una pistola le ceden un solar, pero esto tampoco arregla el asunto porque, entre tanto, la "deuda" se ha hecho gigantesca. La fiscal les dice que no puede ayudarles, todo lo que puede hacer es llamar la atención al insaciable acreedor, mientras éste continúa aumentando sus exigencias y llega a aparecer con guardaespaldas diciendo que tiene todo el derecho a recoger lo suyo.

    La historia está basada en acontecimientos auténticos. Vemos a personas normales y decentes que deben aceptar el hecho de que la "comisión" por "arreglar" una garantía es algo evidente y legítimo. Cuando se ven enfrentados a la estafa y a la violencia, se ven indefensos. Vemos también al estafador, alguien con quien no se puede llegar a un acuerdo y cuyo único objetivo es dejar a la víctima en cueros. Vemos, por último, un Estado que esquiva el deber de ayudar a la víctima, pero se reserva el derecho a castigar cuando ésta trata de defenderse con los mismos medios que emplea el criminal.

    La película fue muy bien recibida por el público y por la crítica. Aunque muchos estaban convencidos de que por fin había surgido una película importante, que valdría la pena presentar al público de otros países, la verdad es que fue rechazada en todos los festivales a los que fue enviada.

    Es lamentable constatar que el cine polaco del último decenio es, prácticamente, desconocido en el mundo, sobre todo, si se tiene en cuenta que durante muchos ańos estuvo presente y era apreciado en muchos países. Las causas pueden ser muchas. Es evidente que no puede competir con Hollywiood y también es evidente que no todas las películas polacas despiertan interés en su país de origen, aunque lo mismo se puede decir sobre todas las cinematografías nacionales. Lo que resulta difícil de comprender es por qué no han podido abrirse camino en Europa incluso algunas películas de incuestionable calidad. En los ańos sesenta se dio a conocer en el mundo la "escuela polaca" de cine. Quizá ahora hay que esperar a que aparezca una nueva escuela que haga acto de presencia en los festivales.

     

    Informaciones adicionales:

    I. Biografías de los cineastas:

    :

     

    Wojciech Marczewski (nació en 1944)

    (nació en 1944)

    Director de cine, rodó tales películas como Zmory (Fantasmas), 1978; Dreszcze (Escalofríos), 1981; Ucieczka z kina "Wolność" (Huida del cine "Libertad"), 1990. Impartió clases de dirección de cine en Berno, Copenhague, Berlin; en 1992 llegó a ser decano de la escuela de cine británica The National Film and Television School. Al principio del ańo 2000, terminó el rodaje de la película según la novela de Peweł Huelle Weiser Dawidek (El pequeńo Weiser David).

     

    Andrzej Kondratiuk (nació en 1936)

    (nació en 1936)

    Director de cine, técnico de imágen, productor. En los ańos noventa rodó, entre otros, Wrzeciono czasu (El husco del tiempo); 1995, Złote runo (El vellocino de oro), 1996; Słoneczny zegar (Reloj solar),1997; Powrót córy marnotrawnej (Vuelta de una hija pródiga), 1999.

     

    Juliusz Machulski (nació en 1955)

    (nació en 1955)

    Director de cine, productor (jefe del estudio "Zebra"). Hizo la carrera de filología polaca en la Universidad de Varsovia, terminó también Cal-Arts en California. Es autor de unas comedias originales que recibieron muchos premios Vabank (Va banque),1982; Seksmisja (Sexmisión),1983; Dejá vu, 1989; VIP,1991, Kiler (Kiler) , 1997 y Kilerów 2-óch (Dos Kileres), 1999.

     

    Krzysztof Krauze (nació en 1955)

    (nació en 1955)Técnico de imágen, director de cine, guionista. Debutó en 1988 con la película Nowy York - czwarta rano (Nueva york - las cuatro de la madrugada). Rodó también Gry uliczne (Juegos callejeros),1996 , Dług (Deuda), 1999 ; Wielkie rzeczy (Grandes cosas),2000 .

     

    Władysław Pasikowski (nació en 1959)

    (nació en 1959)

    Técnico de imágen, guionista; graduado por el Departamento de Dirección de Cine de la escuela de cine de Lódź y también por el Departamento de Antropología de la Universidad de Lódź. Debutó en 1991 con la película Kroll (Kroll). Obtuvo el éxito comercial gracias a la película Psy (Perros), 1992.

     

    Jan Jakub Kolski (nació en 1956)

    (nació en 1956)

    Director de cine, técnico de imágen, guionista, escritor. Recibió varios premios en los festivales tanto en Polonia como en el extranjero, principalmente por las películas

    Jancio Wodnik (Juan Acuario), 1993; Grający z talerza (El hombre que tocaba de los platos.),1995; Historia Kina w Popielawach (Historia del cine en Popielawy), 1999.

    ), 1993; ),1995; ), 1999.

     

    Dorota Kędzierzawska (nació en 1957)

    (nació en 1957)

    Directora de cine, guionista. Licenciada en la dirección de cine por la escuela de cine de Łódź y en la antropología por la Uniwersidad de Łódź. Rodó, entre otros, Diabły, diabły (Diablos, diablos),1991; Wrony (Cornejas), 1994; Nic (Nada), 1998.

     

    Jarosław Żamojda (nació en 1960)

    (nació en 1960)

    Técnico de imágen, director de cine, guionista. Como cámara colaboró con Krzysztof Zanussi. Debutó como director con su película Wilki (Lobos) en 1995.

     

    II. Los festivales de cine en Polonia:

     

    Enero

    * Festival Nacional de Películas de Dibujos Animados de Autor en Cracovia

    * Festival de Cine Mudo en Cracovia

     

    Febrero

    * Jornada de Pequeńas Formas Documentales en Szczecin

    * "Patos de Oro"- premios de la revista mensual "Film", Varsovia

    * Jornada de las Películas de Ficción "Prowincjonalia" en Słupca

     

    Marzo

    * Festival de Películas Publicitarias "Crackfilm" en Cracovia

    * Festival de Clásica Cinematográfica en Cracovia

     

    Abril

    * Jornada Internacional de Películas Juveniles Amateur "Jutro Filmu" en Varsovia

     

    Mayo

    * Festival de Música Cinematográfica en Varsovia

    * Panorama Cinematográfica en Tarnów

    * Festival Internacional de Películas para Nińos y Jóvenes "Ale kino"en Poznań

    * "Aguilas polacas" - premios cinematográficos patrocinados por la Asociación

    de Productores Independientes de Cine y Televisión

    * Festival Internacional de Cine para Jóvenes "Dozwolone do lat 21" en Varsovia

     

    Junio

    * Verano Cinematográfico de Lubawa - Festival de Películas de La Europa

    Centrooriental (en su marco tiene lugar el Foro de la Asociación de Cineastas

    Polacos)

    * Concurso Nacional de Pelícuas Amateurs OKFA en Konin

     

    Julio

    * Festival de Estrellas en Międzyzdroje

    * Festival de Cine, Música y Plástica (en su marco tiene lugar el Foro de Cines de

    Ensayo y de Clubes de Cine) en Nowogard

     

    Agosto

    * Festival Cinematoráfico y Artístico "Lato Filmów" en Kazimierz Dolny

    * Verano Cinematográfico de Ińsko (en su marco se celebra el consurso de

    trabajos estudiantiles y el Festival de Cine Ucraniano)

    * Encuentros cinematográficos "Młodzi i film" en Koszalin

    * Festival Nacional de Comedias Cinematográficas en Lubomierz

     

    Septiembre

    * Festival de Películas de Largometraje en Gdynia

    * Festival de Spots Televisivos "Yach Film" - Gdańsk

    * Festival de Películas de Largometraje Amateur "Kino poza kinem" en Zielona

    Góra

     

    Octubre

    * Festival de Cine de Varsovia, Varsovia

     

    Noviembre

    * Festival Internacional de Arte de Imagen "Camerimage"en Łodź

    * Festival Internacional de Cine "Etiuda" en Cracovia

    * Foro de Cine Europeo en Łodź

    * Festival de Medios "Człowiek w zagrożeniu" en Łodź

    * Jornada de Formas Documentales Independientes "Nurt" en Kielce

     

    Diciembre

    * Festival de Películas para Nińos y Jóvenes en Varsovia

     

     

    Los cineastas polacos participan también en la edición nacional del Concurso Internacional de Guiones por el premio de Hartley-Merrill y en los Talleres para Guionistas de la Europa Central y Oriental, organizados por Sundance Institute Robert Redford.

     

     

    III. Ganadores del Festival de las Películas Polacas de Largo metraje en Gdynia en los ańos 1990-1999:

    1990

    Ucieczka z kina "Wolność" (Huida del cine "Libertad"), dir. Wojciech Marczewski - "Złote Lwy Gdańskie"

    , dir. Wojciech Marczewski - "Złote Lwy Gdańskie"

    300 mil do nieba (300 millas para el cielo), dir. Maciej Dejczer - premio por el debut.

    ), dir. Maciej Dejczer - premio por el debut.

    Przesłuchanie (El interrogatorio), dir. Ryszard Bugajski - premio Especial del Jurado

    ), dir. Ryszard Bugajski - premio Especial del Jurado

     

    1991

    No se otorgó el premio "Złote Lwy", los premios especiales los recibieron ex equo:

    Kroll (Kroll), dir. Władysław Pasikowski y Śmierć dziecioroba (Muerte de un padre), dir. Wojciech Nowak

    ), dir. Władysław Pasikowski y Śmierć dziecioroba dir. Wojciech Nowak

    Kroll, dir. Władysław Pasikowski - premio por el debut

    , dir. Władysław Pasikowski - premio por el debut

    Śmierć dziecioroba (Muertre de un padre), dir. Wojciech Nowak - premio por la dirección

    ), dir. Wojciech Nowak - premio por la dirección

     

    1992

    Wszystko co najważniejsze (Lo más importante), dir. Robert Gliński"- "Złote Lwy Gdańskie

    ), dir. Robert Gliński"- "Złote Lwy Gdańskie

    Cheat (Cheat), dir. Adek Drabiński - premio por el debut

    ), dir. Adek Drabiński - premio por el debut

    Odjazd (Partida), dir. Magdalena y Piotr Łazarkiewicz - Premio Especial del Jurado

    ), dir. Magdalena y Piotr Łazarkiewicz - Premio Especial del Jurado

    Psy (Perros), dir. Władysław Pasikowski - premio por la dirección

    ), dir. Władysław Pasikowski - premio por la dirección

     

    1993

    Kolejność uczuć (Orden de los sentimientos), dir. Radosław Piwowarski y Przypadek Pekosińskiego (El caso de Pekosiński), dir. Grzegorz Królikiewicz - ex equo "Złote Lwy Gdańskie"

    ), dir. Radosław Piwowarski y ), dir. Grzegorz Królikiewicz - ex equo "Złote Lwy Gdańskie"

    Balanga (Guateque), dir. łukasz Wylężałek i Pożegnanie z Marią (Adiós a María), dir. Filip Zylber - ex equo premio por el debut

    ), dir. łukasz Wylężałek i dir Filip Zylber - ex equo premio por el debut

    Rozmowa z człowiekiem z szafy (Conversación con el hombre del armario), dir. Mariusz Grzegorzek - Premio Especial del Jurado

    ), dir. Mariusz Grzegorzek - Premio Especial del Jurado

    Jancio Wodnik (Juanito Acuario), dir. Jan Jakub Kolski - Premio Especial del Jurado

    ), dir. Jan Jakub Kolski - Premio Especial del Jurado

    Samowolka (Sin autorización) , dir. Feliks Falk - premio por la dirección

    , dir. Feliks Falk - premio por la dirección

     

    1994

    Zawrócony (De vuelta), dir. Kazimierz Kutz - "Złote Lwy Gdańskie"

    (), dir. Kazimierz Kutz - "Złote Lwy Gdańskie"

    Gorący czwartek (Jueves caluroso), dir. Michał Rosa - premio por el debut

    ), dir. Michał Rosa - premio por el debut

    Spis cudzołożnic (Censo de adúlteras), dir. Jerzy Stuhr - Premio Especial del Jurado

    ), dir. Jerzy Stuhr - Premio Especial del Jurado

    Wrony (Cornejas), dir. Dorota Kędzierzawska - Premio Especial del Jurado

    ), dir. Dorota Kędzierzawska - Premio Especial del Jurado

    Śmierc jak kromka chleba (La muerte como rebanada de pan), dir. Kazimierz Kutz - Premio Especial del Jurado

    , dir. Kazimierz Kutz - Premio Especial del Jurado

    Cudowne miejsce (Lugar maravilloso), dir. Jan Jakub Kolski - premio por la dirección

    ), dir. Jan Jakub Kolski - premio por la dirección

     

    1995

    Girl Guide, dir. Juliusz Machulski - "Zote Lwy Gdańskie"

    Pestka (Pipa), dir. Krystyna Janda y Młode Wilki (Jóvenes lobos), dir. Jarosław Żamojda - ex equo premio por el debut

    ), dir. Krystyna Janda y ), dir. Jarosław Żamojda - ex equo premio por el debut

    Wrzeciono czasu (El huso del tiempo), dir. Andrzej Kondratiuk - Premio especial del Jurado

    ), dir. Andrzej Kondratiuk - Premio especial del Jurado

    Tato (Papá), dir. Maciej Ślesicki - premio por la dirección

    ), dir. Maciej Ślesicki - premio por la dirección

     

    1996

    No se otorgó el premio de "Złote Lwy", el Premio Especial del Jurado lo recibieron ex equo:

    Gry uliczne (Juegos callejeros) de Krzysztof Krauze; Poznań'56 de Filip Bajon; Cwał (Galope) de Krzysztof Zanussi

    ) de Krzysztof Krauze; de Filip Bajon; ) de Krzysztof Zanussi

    Kratka (A cuadros), dir. Paweł Łoziński - premio por el debut

    ), dir. Paweł Łoziński - premio por el debut

    Słodko-gorzki (Agridulce), dir. Władysław Pasikowski - premio por la dirección

    ), dir. Władysław Pasikowski - premio por la dirección

     

    1997

    Historie miłosne (Historias amorosas), dir. Jerzy Stuhr - "Złote Lwy Gdańskie"

    ), dir. Jerzy Stuhr - "Złote Lwy Gdańskie"

    Czas zdrady (Tiempo de la traición), dir. Wojciech Marczewski - Premio Especial del Jurado

    ), dir. Wojciech Marczewski - Premio Especial del Jurado

    Darmozjad polski (Gorrón polaco), dir. Łukasz Wylężałek - Premio Especial del Jurado

    ), dir. Łukasz Wylężałek - Premio Especial del Jurado

    Szczęśliwego Nowego Jorku (Feliz Nueva York), dir. Janusz Zaorski - premio por la dirección

    , dir. Janusz Zaorski - premio por la dirección

     

    1998

    Historia kina w Popielawach (Historia del cine en Popielawy), dir. Jan Jakub Kolski - "Złote Lwy Gdańskie"

    ), dir. Jan Jakub Kolski - "Złote Lwy Gdańskie"

    Amok (Frenesí), dir. Natalia Koryncka-Gruz - premio por el debut

    ), dir. Natalia Koryncka-Gruz - premio por el debut

    Nic (Nada), dir. Dorota Kędzierzawska - Premio Especial del Jurado

    ), dir. Dorota Kędzierzawska - Premio Especial del Jurado

     

    1999

    Dług (Deuda), dir. Krzysztof Krauze - "Złote Lwy Gdańskie"

    ), dir. Krzysztof Krauze - "Złote Lwy Gdańskie"

    Torowisko (La vía), dir. Urszula Urbaniak - premio por el debut

    ), dir. Urszula Urbaniak - premio por el debut

    Print Print Share: