close

  • Servir a Polonia – crear Europa – entender el mundo
  • FOTOGRAFÍA POLACA

  • El objetivo en manos de los artistas

    La historia de la fotografía polaca desde sus principios se formaa en gran medida por las condiciones políticas. En la segunda mitad del siglo XX el sistema político totalitario impuesto por los comunistas fue un desafío para el arte polaco después de la II guerra mundial, y que en Polonia duró hasta el año 1989. Entre los estados del bloque político comunista, Polonia tenía una política cultural lo suficientemente liberal para que fuera posible la existencia de formas de arte independientes que echaran las bases para las actividades artísticas contemporáneas. Los artistas se oponían a la política del estado, que en el arte imponía el realismo, mediante la referencia a las tradiciones de vanguardia, asumiendo la estrategia llamada "neovanguardia", que abarcó también una parte considerable de la actividad fotográfica. La inmovilidad de la fotografía utilitaria y la censura de las publicaciones encauzaron más aún la energía de los fotógrafos hacia los experimentos.

    Si a finales de los años cuarenta el único fotógrafo vanguardista totalmente declarado era Zbigniew Dłubak, en la segunda mitad de los años cincuenta ya había unos cuantos artistas como éste. Generalmente, funcionaban en grupos, como es el caso de Zdzisław Beksiński, Jerzy Lewczyński y Bronisław Schlabs, quienes en el año 1959 organizaron una exhibición titulada Antifotografía. Beksiński unía sobre paneles en un todo surrealista fotografías "artísticas" con reproducciones; Lewczyński componía series enteras con fotos de carteles, de apuntes y de objetos destrozados, y Schlabs exhibió trabajos que eran el equivalente fotográfico de la pintura "informel". Por su parte, Andrzej Pawłowski estaba vinculado al vanguardista "Grupo Cracoviano".Este autor crea varios ciclos de fotografías sin cámara, y en el año 1957 organiza las proyecciones luminosas "Cineform".

    En los años sesenta fue muy activo el grupo "Zero-61", cuya actuación más resonada fue la exposición "En la forja vieja" (Toruń 1969), que mezclaba obras de arte fotográfico con objetos hallados en el lugar de la exposición. Los autores de esta exposición (Józef Robakowski, Antoni Mikołajczyk, Andrzej Różycki, Wojciech Bruszewski) a partir del año 1970 ya formaban parte de otro grupo artístico llamado "Warsztat" (Taller), anejo a la Escuela Superior de Cine de la ciudad de Łódź y que hasta hoy día pertenecen a los más importantes artistas en el panorama de la fotografía, el cine y el vídeo. Asimismo en el año 1970 surgió el grupo "Permafo" (Zbigniew Dłubak, Natalia LL, Andrzej Lachowicz), cuyas actividades acentuaban los límites indefinidos del arte, su continuidad, parecida a los fenómenos de la vida cotidiana, y las situaciones artísticas eran documentadas por la fotografía y el cine. Fue entonces cuando los medios fotográficos se convirtieron en un importante instrumento para el estudio de las formas de percepción provocando debates sobre la noción del arte.

    Un significado fundamental para el desarrollo de la fotografía artística polaca lo tuvieron dos grandes exposiciones conjuntas, que constituían una revista a las posibilidades de la fotografía creativa independiente en Polonia: Fotografía subjetiva de 1968 y Fotógrafos buscadores [buscones] de 1971. Particularmente la segunda, demostró nuevas posibilidades de actuación mediante instalaciones, fotoobjetos o secuencias y fue posteriormente exhibida con éxito en varios países de Europa, EE.UU. y Japón. El desarrollo de las formas de la contracultura por aquellos años hizo que a través de los medios fotográficos empezaran a expresarse algunos destacados artistas polacos (entre otros, Tadeusz Kantor, Wiesław Borowski, Zdzisław Jurkiewicz, Janusz Bąkowski, Ireneusz Pierzgalski), en tanto que en los círculos estudiantiles se demostraba una particular actividad, donde aparecieron numerosos grupos y galerías orientadas hacia la fotografía y los multimedia. En los años setenta debutaron en este movimiento varios artistas, que hasta el día de hoy son líderes de la fotografía polaca.

    La exposición internacional "Rodzina człowiecza" (The Family of Men), exhibida en Polonia en el año 1959, causó una gran influencia sobre muchos fotógrafos. Esta exposición sirvió de modelo, p.ej., para Zofia Rydet, exhibiendo en los años 1961 y 1964 los resultados de sus observaciones del mundo de los niños y de los ancianos. Posteriormente empezó a retratar de un modo sistemático a la gente en sus propio domicilio y hasta el año 1990 reunió varios miles de documentos de este tipo, en general de las zonas rurales y de los suburbios obreros del sur de Polonia. Una realización importante fue también el ciclo "Misteria" de Adam Bujak, que a partir del año 1965 presentaba formas vivas de cultos religiosos que iban desarrollándose en territorio polaco, a pesar de la política de ateizacion. A su vez, a la idea de la "fotografía patria" hicieron referencia Paweł Pierściński y Fryderyk Kresemer. Pierściński es desde 1963 el organizador de la "Bienal del paisaje polaco", evento fotográfico de mayor tradición en Polonia, junto con las "Confrontaciones Fotográficas" organizadas en la ciudad de Gorzów Wielkopolski desde el año 1969.

    Los años ochenta aumentaron una vez más la presión política sobre el mundo del arte. La aparición del movimiento reformador "Solidarność" en el año 1980 y la implantación del estado de guerra en el año 1981 por las autoridades comunistas hizo que la mayoría de los artistas se declarasen abiertamente del lado de la oposición política. Los fotógrafos documentaban las huelgas y las manifestaciones y también recordaban los abusos del poder de los años anteriores, y por otra parte se sumaban a las manifestaciones expresivas del arte, donde las tradiciones de la neovanguardia se entremezclaban con las manifestaciones del postmodernismo. Realizaciones de esos años fueron tanto los repasos de la fotografía sociológica organizada por Andrzej Batura, el amplio ciclo titulado "Fotodiario" de Anna Bohdziewicz, las documentaciones de Zofia Rydet, así como los certámenes llamados "Kultury zrzuty" (revistas de creatividad independiente anarquizante) y encuentros de fotógrafos organizados por Stefan Wojnecki, que condujeron a la gran exposición La fotografía polaca en los medios de comunicación de los años ochenta (Poznań 1988).

     

    Los clásicos de la neovanguardia

    Actualmente, en la fotografía polaca siguen conservando una fuerte posición algunos artistas que podemos considerarlos como clásicos de la neovanguardia. Supieron afrontar dos impactos, como fueron la revalorización postmodernista de las premisas de la vanguardia en los años ochenta y un profundo cambio de las condiciones de funcionamiento de la cultura en Polonia después del año 1989, cuando se restablecieron los principios democráticos y las reglas económicas del mercado libre. Uno de estos clásicos es Zbigniew Dłubak (nacido en 1921), que durante varios años ha sido uno de los líderes de la corriente analítica y conceptual del arte polaco. Después de un breve silencio, cuando a principios de los años ochenta se establece en Francia, apareció de nuevo en la escena del arte polaco con los trabajos del ciclo "Asimetrías". Sus ciclos fotográficos, ascéticos y esmeradamente ideados cobraron entonces mayor sensualidad, no perdiendo, sin embargo, su potencial intelectual propio de su arte. En los años noventa tuvo en Polonia algunas grandes exposiciones retrospectivas, que estimulaban a la discusión sobre el papel actual de la tradición vanguardista. El objeto de referencia permanente de estas discusiones son también las definiciones teóricas de Dłubak acerca del arte y la fotografía, que publicaba el artista a partir del año 1948.

    Una personalidad eminente en el arte contemporáneo sigue siendo Natalia Lach-Lachowicz (nacida en 1937), que en los años setenta colaboraba con Dłubak en el grupo "Permafo". Varios de sus trabajos son imágenes fotográficas de su propia cara con accesorios y retoques, que les aportan una fuerte expresión. Otras fotografías hacen referencia a sus numerosas performance, donde la artista procura expresar los problemas existenciales básicos del hombre, utilizando también símbolos extraídos de los mitos y la teología cristiana. Algunos aspectos de sus obras tienen un vínculo con su participación desde el año 1975 en la corriente feminista del arte. La artista se sirve libremente de diferentes medios (también vídeo, pintura, instalaciones) de forma que inspira de modo poderoso la recepción intelectual del arte. Es también autora de importantes textos teóricos.

    En los años noventa también era conocida en el país y en el extranjero la creatividad de Zofia Kulik (nacida en 1948), que desde hace casi diez años realiza grandes composiciones, utilizando el fotomontaje y la técnica de grandes ampliaciones de los motivos fotografiados, tales como: la figura humana desnuda, estandartes, hojas, medallas, proyectiles, alambres, cardos o escenas de ejecuciones sacadas de los programas de televisión. Hay en esto un intento de ajuste de cuentas con la ideología del totalitarismo, al igual que una reflexión sobre los condicionantes psicológicos de la dominación, la violencia y la sumisión. Estas obras tienen unas dimensiones de varios metros, cobrando forma de alfombra, mandalas o rasgos de arquitectura gótica. Otros trabajos contemporáneos de Zofia Kulik son las documentaciones fotográficas, que reproducen de forma impresionante su actividad artísticas, que anteriormente había emprendido en colaboración con Przemysław Kwiek. En los años setenta y ochenta fue una de las principales figuras de la corriente alternativa, crítica del arte polaco, poseyendo hoy un rico archivo de los trabajos de entonces.

    Con una actividad incesante desde los tiempos del grupo "Zero-61", Józef Robakowski (nacido en el año 1939), presenta actualmente obras en el ámbito del cine artístico, fotografía, instalaciones y pintura. Organiza también exposiciones conjuntas (p.ej. Las energías del cuadro) y procura estar presente en el panorama de las artes de los medios televisivos, subrayando de esta forma, que cada técnica nueva es una oportunidad para revelar la creatividad humana. Su estrategia de "apuntes mecánico-biológicos" en varias formas destaca una actitud común para muchas manifestaciones de arte del siglo XX, donde manifestar la vitalidad instintiva está vinculada a la aceptación de los nuevos medios. Robakowski es también un conocedor de la historia del arte y autor de varios textos teóricos y críticos del arte contemporáneo. En su casa de Łódź lleva la "Galería de Intercambio", que contiene obras de artistas del mundo entero. Durante muchos años colqboró con Robakowski Antoni Mikołajczyk (1939-2000), que en los últimos tiempos había realizado, sobre todo, instalaciones luminosas, que posteriormente fotografiaba de modo vistoso. Algunas de sus otras fotografías son el registro de objetos luminosos móviles realizadas en intervalos más largos. Mikołajczyk también ha ejercido cierta influencia sobre el arte de fotografía y vídeo en Polonia a través de su actividad didáctica.

    Entre las personalidades importantes de la fotografía polaca está también Stefan Wojnecki (nacido en el año 1929). Desde los años cincuenta estuvo buscando puntos comunes entre la ciencia, la técnica moderna y el arte. Permanentemente experimentaba con las diferentes posibilidades de existencia de la fotografía, como, p.ej., en el caso del ciclo El metaobjeto, en el cual demostraba la compenetración de los diferentes niveles de la existencia de la materia. En los años ochenta Wojnecki llegó a ser un prestigioso teórico de fotografía, criticando la abstracción del arte de vanguardia y proponiendo el modelo de arte postmodernista, en el cual queda revelada la presencia de sus diferentes contextos (p.ej., cultural o privado). Para Stefan Wojnecki el ideal es el arte que rompe todas las barreras, y particularmente para esta tarea considera que la más adecuada es la fotografía, que aprovecha las posibilidades de los medios electrónicos. En los años noventa logró desarrollar de forma imponente la creación de la especialidad de fotografía en la Academia de Bellas Artes de la ciudad de Poznań y gracias a la organización de diversos encuentros y exposiciones ha llegado a crear allí el centro de fotografía más importante de Polonia. Un ejemplo de ello ha sido, entre otros, la organización de las dos ediciones seguidas de la "Bienal de Fotografía Polaca"(en los años 1998 y 2000).

     

    Ironía, grotesca, autoironía

    A las tradiciones de la neovanguardia hacen referencia algunos otros artistas de la fotografía polaca de la generación media y más joven, aunque a veces sucede esto de forma asombrosa. Así pues el grupo "Łódź Kaliska" fundado en el año 1979 (entre otros, Marek Janiak, Andrzej Kwietniewski, Andrzej Świetlik) iba parodiando las estrategias vanguardistas, atacando así cualquier autoridad, normas o criterios del arte admitidos a priori. En el año 1999 se habló mucho de este grupo, debido también a los numerosos eventos organizados por estos artistas con motivo de sus 20 años de actividad. La fotografía y el cine son para ellos medios que sirven para registrar las acciones artísticas, cuyo objetivo es comentar algún problema utilizando en forma de parodia o imitación. El autor de la mayoría de las fotografías es Andrzej Świetlik, considerado también como uno de los más apreciados retratistas. Sin embargo, sus retratos y registros de las acciones de los integrantes de "Łódź Kaliska" tienen un singular valor autoirónico, donde el tema grotesco se entrelaza con una refinada estética de la fotografía comercial.

    Una de las más interesantes exposiciones individuales de la ultima década fue la "Fotología" de Krzysztof Pruszkowski (nacido en 1943) que abarcaba trabajos realizados en Egipto utilizando el método de sobreponer varias tomas del mismo tema. El punto de referencia para esta estrategia era el carácter extremadamente sintetizante del antiguo arte egipcio. Pruszkowski alcanzo la cima del reconocimiento con su trabajo Alexander de 1980, en el cual describió el destino de un mendigo parisino. Posteriormente se dio a conocer con el método llamado "fotosíntesis", donde el sobreponer las imágenes de objetos de tipos semejantes llamaba la atención a la relatividad de las diferentes tipologías y generalizaciones. Por ejemplo, un comentario irónico de las manifestaciones de la diversificación social fueron las "fotosíntesis" de sesenta pasajeros del metro de I y II clase. Pruszkowski, para realizar sus "fotosíntesis", no utiliza técnicas digitales, considerando que el efecto manual de composición de imágenes es mucho más expresivo y de un mayor atractivo intelectual (una posición semejante es la de Zofia Kulik). Actualmente el artista centra su trabajo en proyectos concernientes al análisis de fotografías de archivo de especial significado.

    Desde los años ochenta, no solamente en Polonia, es valorada altamente la creatividad de Wojciech Prażmowski (nacido en 1949) y de Grzegorz Przyborek (nacido en 1949). Prażmowski aprovecha con frecuencia fotografías de archivo, sobreponiendo sus capas, con lo cual llegan a penetrar como los diferentes niveles de la memoria. También se dedica a la creación de objetos espaciales utilizando la fotografía, asociando el sentimentalismo y la intimidad del recuerdo fotográfico con el patetismo de la forma monumental. Grzegorz Przyborek, que anteriormente componía durante las exposiciones fotografías de la naturaleza con objetos naturales (plumas, ramas), en los años noventa empezó a construir formas espaciales simbólicas, destinadas a ser fotografiadas. Aprovechando las reglas de la óptica, frecuentemente en estas fotografías creaba enigmas visuales, como sucedía en la pintura de los surrealistas. En muchas de sus exposiciones, Przyborek presenta los proyectos diseñados de estas construcciones junto a los objetos espaciales ya acabados y sus fotografías, mostrando de esta forma no sólo las etapas seguidas del proceso creativo, sino también las posibilidades de los diferentes medios de expresión.

    Los problemas del convencionalismo de la imagen del mundo y su deconstrucción interesan también a Krzysztof Cichosz (nacido en 1955), que utiliza motivos de diferentes fotografías conocidas para deshacerlas en pequeños fragmentos. Estos fragmentos, dislocados en varias capas de lámina transparente, permiten reconstruir la imagen primitiva solamente desde un determinado punto de vista. También las instalaciones fotográficas realizadas por Konrad Kuzyszyn (nacido en 1961) inspiran una viva curiosidad. Para este artista el punto de referencia fundamental es el cuerpo humano, mostrado en fragmentos, que más de una vez recuerdan preparados médicos. Mediante un arreglo rebuscado, Kuzyszyn intenta destacar el misterio del proceso vital y estimular las preguntas sobre su sentido (p.ej., añadiendo a las fotografías diferentes textos de proyección electrónica). Sin embargo, Irena Nawrot (nacida en 1960) trata al cuerpo humano como si fuera el fondo de una pintura, fotografiando fragmentos del cuerpo y sobreponiendo a estas aproximaciones los colorantes. De su trabajo emana una sensualidad sutil en la cual se pierde la materialidad del cuerpo.

     

    En los limites de la fotografía, el performance y el arte del vídeo

    ... esta situada la creatividad de artistas como Leszek Golec (nacido en 1959), Jerzy Truszkowski (nacido en 1961) y Katarzyna Kozyra (nacida en 1963). Kozyra centra su interés en el problema de la inevitable destrucción del cuerpo y en las normas habituales concernientes al funcionamiento del cuerpo, particularmente en el ámbito de la sexualidad. Muchos de sus trabajos son actos fotográficos y documentaciones de observaciones indiscretas de las personas en situaciones íntimas (p.ej., filmar con una cámara de vídeo a la gente en los baños públicos femenino y masculino). Estas actividades, que contienen también diversos motivos personales, despiertan muchas polémicas sobre el tema de la moralidad del arte. Una dirección semejante toma desde finales de los años setenta la creatividad de Jerzy Truszkowski. En sus fotografías la estética refinada choca con los temas de la violencia y lisiaduras, atrayendo así la atención hacia las formas destructivas, en las que puede revelarse la conciencia humana. Truszkowski está intrigado por las funciones represivas de los símbolos y cómo éstas se ocultan tras la mampara de la estética. Otro carácter que contienen los trabajos de Leszek Golec es que mediante las fotografías demuestra situaciones que parecen hallarse fuera de significados concretos.

    Waldemar Jama (nacido en 1942) es un artista a quien le fascina descubrir en su entorno nuevas formas visuales, destacadas gracias a la fotografía. De esta forma une los valores documentales a los creativos, p.ej., confiriendo una interpretación poética a los elementos de arquitectura. Jama está presente en la fotografía polaca desde los años setenta, igual que Marek Gardulski (nacido en 1952), autor tanto de actos sutiles y artísticas composiciones de claroscuros, como de impresionantes documentaciones de arquitectura industrial. A estos artistas, igual que a los un poco más jóvenes, como Wiesław Barszczak (nacido en 1958) y Leszek Wesołowski (nacido en 1965), es difícil enmarcarlos dentro de alguna corriente artística. Con gran destreza aprovechan el estatuto dual de la fotografía como un medio de expresión objetivo y personal, vinculando las observaciones del mundo exterior a la expresión de vivencias subjetivas.

    (nacido en 1942) es un artista a quien le fascina descubrir en su entorno nuevas formas visuales, destacadas gracias a la fotografía. De esta forma une los valores documentales a los creativos, p.ej., confiriendo una interpretación poética a los elementos de arquitectura. Jama está presente en la fotografía polaca desde los años setenta, igual que Marek Gardulski (nacido en 1952), autor tanto de actos sutiles y artísticas composiciones de claroscuros, como de impresionantes documentaciones de arquitectura industrial. A estos artistas, igual que a los un poco más jóvenes, como Wiesław Barszczak (nacido en 1958) y Leszek Wesołowski (nacido en 1965), es difícil enmarcarlos dentro de alguna corriente artística. Con gran destreza aprovechan el estatuto dual de la fotografía como un medio de expresión objetivo y personal, vinculando las observaciones del mundo exterior a la expresión de vivencias subjetivas.

     

    Fotografía elemental

    Dentro de la fotografía polaca, una corriente aparte, denominada en los años ochenta "fotografía elemental", la constituyen los artistas comprometidos profundamente en la observación de la naturaleza. Estos artistas aprecian la forma directa y precisa de reproducción del estado de la naturaleza, lo cual debe ir acompañado de la habilidad de percepción y análisis de fenómenos naturales y captarlos en su momento oportuno. Para esto se aplica, por lo general, las tradicionales cámaras de gran formato, e incluso la fotografía pin-hole, lo cual es también tratado como una oposición a las más recientes tecnologías de registro y tratamiento electrónico de imágenes, y aunque a veces aparecen aquí imágenes estilizadas como en épocas pasadas, sin embargo, esta corriente es una proposición estrictamente contemporánea, que supuso una reacción a la sequedad del medio fotográfico conceptual. Aquí se recalca tanto la peculiaridad técnica de la fotografía como la profunda vivencia personal del mundo. Entre los pioneros de este tipo de actitud en Polonia estaban: Wojciech Zawadzki (nacido en 1950) y Andrzej Lech (nacido en 1955), aunque actualmente también son autores muy conocidos Ewa Andrzejewska (nacida en 1959), Janusz Leśniak (nacido en 1947), Bogdan Konopka (nacido en 1953) y Marek Szyryk (nacido en 1966).

    Próximos al tipo de fotografía mencionada están también Stanisław Woś (nacido en 1951) y Paweł Żak (nacido en 1965), que, sin embargo, con frecuencia escenifican sus fotografías y aplican el fotomontaje. Su estilo se podría llamar neopictoricismo, debido al esmero de la elaboración estética de las copias y el remitirse a la pura sensación.

     

    Los individualistas

    Dignos de atención son también dos fotógrafos, que desde hace mucho tiempo han actuado independientemente de las tendencias comunes. Edward Hartwig (nacido en 1909) lleva una actividad interrumpida desde finales de los años veinte, llegando a elaborar su propio estilo, consistente en subrayar los valores gráficos de la imagen, aprovechando libremente diferentes inspiraciones. Su álbum Fotografika fue el gran acontecimiento del año 1960, pero también en los últimos años han aparecido varios álbumes suyos; más de una vez Hartwig ha sorprendido al público con sus nuevos trabajos, centrando su atención en el problema del color. Otro artista que destaca por su fuerte individualidad es Krzysztof Gierałtowski (nacido en 1938), que desde los años setenta sigue desarrollando un ciclo de retratos, en los que intenta presentar los rasgos interiores de las personas retratadas. Por regla general, tiende a una expresión fuerte, que debe destacar expresamente los problemas existenciales fundamentales.

    Una fuente de inspiración y un punto de referencia para la fotografía artística polaca de la ultima década es indudablemente el arte de la neovanguardia de los años sesenta y setenta. Sin embargo, los artistas contemporáneos, aprovechando esa tradición, centran con más frecuencia su atención en la experimentación con materiales y técnicas que posibilitan los nuevos medios. La fotografía artística, con frecuencia, es hoy día uno de los elementos de las instalaciones, grandes proyectos, etc. o sea de un arte que está en los límites de la fotografía, el performance y el vídeo.

     

    La fotografía publicitaria y utilitaria

    En la Polonia de los años noventa se dieron, por fin, unas condiciones adecuadas para el desarrollo la fotografía publicitaria y utilitaria, en la cual algunos autores han confirmado también sus aspiraciones creativas más profundas. Sin embargo, son personas que ya anteriormente eran conocidas por sus importantes realizaciones y no han perdido sus ambiciones. Ante todo, hay que mencionar aquí a Tomasz Sikora (nacido en 1948), Leszek Szurkowski (nacido en 1949) y Maciej Mańskowski (nacido en 1949). En Polonia es también muy popular la creatividad de Ryszard Horowitz (nacido en 1939), que desde el año 1959 trabaja permanentemente en EE.UU.

    En el periodo democrático también la fotografía de prensa ha encontrado condiciones mucho mejores para su desarrollo. Anteriormente, limitada por la censura, los materiales más interesantes podían aparecer en exposiciones ocasionales o divulgados por vías alternativas. Por ejemplo, en los años ochenta existió la Agencia Fotográfica Independiente "Dementi", que iba documentado la lucha por el restablecimiento de la democracia en Polonia y posteriormente la caída del comunismo en la Europa Oriental. Tomasz Kizny (nacido en 1958), uno de los fotógrafos de esta agencia, creo en los años noventa varias documentaciones y exposiciones sobre las consecuencias del totalitarismo en esta parte del mundo. El reportaje gráfico contemporáneo tiene posibilidades de desarrollo en las numerosas revistas ilustradas y también es promovido en los concursos de la Fotografía de Prensa Polaca, organizados en Polonia desde el año 1959 y reactivados después de unos años en 1993. Entre los reporteros gráficos cabe destacar a Krzysztof Miller, Sławomir Kamiński, Łukasz Trzciński, Witold Krassowski, Tomasz Tomaszewski, Piotr Wójcik, Tomasz Gudzowaty.

     

    Las instituciones principales

    Durante muchos años ha desempeñado un gran papel la Unión de Artistas Fotógrafos Polacos (ZPAF), fundada en el año 1947 - organización de carácter artistico-profesional. El aumento de las posibilidades de actividades no institucionalizadas en los años noventa ha menguado el papel de ZPAF, pero no obstante sigue ocupando un lugar destacado. La central de Varsovia y las sucursales regionales agrupan a más de 500 fotógrafos. Además, en Varsovia funciona el Fotoclub de la República de Polonia, que une a diversas organizaciones de foto aficionados de todo el país.

    En toda Polonia funcionan cerca de veinticinco galerías fotográficas. Entre las más importantes estan: "Mała Galería" (Pequeña Galería - filial del Centro de Arte Contemporáneo) y "Stara Galería ZPAF" (Vieja Galería de ZPAF), ambas en Varsovia, la "Galería FF" de Łódź, la "Galería PF" de Poznań, el "Centro de Fotografía de Baja Silesia" en Wrocław, la "Galería Pusta" de Katowice, la "Galería BiB" de Bielsko-Biała, la "Galería de Fotografía de Gdańsk" en Gdańsk. Además de esto, hay exposiciones y elaboraciones de la historia de la fotografía realizadas sistemáticamente en dos museos, que poseen colecciones y departamentos de fotografía: el Museo Nacional de Wrocław (desde el año 1963) y el Museo de Arte de Łódź (desde el año 1977), además del Museo de Historia de la Fotografía.

    Importante centros de desarrollo de la fotografía artística son las escuelas superiores de fotografía, de las que en los años noventa surgieron algunas de ellas. Estudios artísticos completos en la especialidad de fotografía se puede cursar en las Academias de Bellas Artes de Poznań y Cracovia, así como estudios trienales en Łódź, Wrocław, Gdańsk, Jelenia Góra. Actualmente la mayoría de las escuelas artísticas introduces programas de enseñanza de fotografía más amplios.

    Entre los eventos más importantes de los años noventa organizados cíclicamente debemos destacar las Fotoconferencias "Intercambio Europeo" organizadas en Wrocław por Jerzy Olek, asimismo artista activo. En Poznań se inició en 1998 la "Bienal de Fotografía". Una gran tradición tienen los concursos "Confrontaciones Fotográficas" de Gorzów Wielkopolski (desde 1969) y la "Bienal del Paisaje Polaco" de Kielce (desde 1963). Desde 1989 Jakub Byrczek organiza exposiciones conjuntas con el nombre de "Contactos" en Katowice, basadas en el principio de las copias imprimadas por contacto. A su vez, el festival de arte media "WRO" de Wrocław da preferencia a las realizaciones libremente tratadas técnicamente. Un rango cada vez mayor va cobrando la Feria Internacional Fotográfica Polfoto de Międzyzdroje, organizada desde principio de los años noventa, en la cual, igual que en la ciudad alemana de Colonia, también se presta cada vez más atención a las cuestiones del arte.

     

    Informaciones suplementarias:

    1. Proposiciones de materiales ilustrativos:

    • Grzegorz Przyborek Thanatos, 1996 (propiedad del autor)

       

    • Krzysztof Pruszkowski 60 pasajeros del metro de I y II clase, 1986 (Museo Nacional de Wrocław)

       

    • Wojciech Zawadzki Wrocław 1986 (Museo Nacional de Wrocław)

       

    • Anna Bohdziewicz del ciclo Antipostales, 1998 (propiedad de la autora)

       

    • Jerzy Truszkowski [Apodo] con San Nicolás, 1998 (propiedad del autor)

       

    • Waldemar Jama Las cuadrigas silesianas, 1999 (propiedad del autor)

     

    2.

    Jan Bułhak (1876-1950)

    (1876-1950)

    Impartió clases de fotografía en la Universidad de Vilna. Propagador de la "fotografía patria" como forma artística de la fotografía paisajista. Cofundador de la Unión de Artistas Fotógrafos Polacos.

     

    Zbigniew Dłubak (nacido en 1921)

    (nacido en 1921)

    Pintor y fotógrafo; autor de varios textos teóricos; entre los años 1953-1972 redactor de la revista "Fotografía". Vive en París.

     

    Zofia Rydet (1911-1997)

    (1911-1997)

    Autora del ciclo fotográfico Apuntes sociológicos, documentación de la vida de los habitantes de la Alta Silesia y de Podhale. Autora también de ciclos de fotomontajes.

     

    Natalia Lach-Lachowicz (nacida en 1937)

    (nacida en 1937)

    Autora de trabajos de gran expresividad; utiliza diferentes medios (vídeo, pintura, instalaciones); en el arte relacionada con la corriente feminista. Autora también de importantes textos teóricos.

     

    Zofia Kulik (nacida en 1948)

    (nacida en 1948)

    Autora de composiciones creadas mediante la utilización del fotomontaje y de ampliación múltiple. Sus trabajos tienen dimensiones de varios metros, cobrando formas de alfombras, mandalas o rasgos de arquitectura gótica.

     

    Józef Robakowski (nacido en 1939)

    (nacido en 1939)

    Además de la fotografía, su atención se dirige también al cine artístico, la pintura y las instalaciones. En su casa de Łódź dirige la galería internacional "Galería de intercambio".

     

    Krzysztof Pruszkowski (nacido en 1943)

    (nacido en 1943)

    Autor de la exposición titulada Fotología (1993), una de las más interesantes en la ultima década. Utiliza el método de la "fotosíntesis", que consiste en sobreponer imágenes de objetos de tipo parecido.

    Print Print Share: